La tercera plataforma

Desde hace unos años es frecuente, y hasta cierto punto irritante, desayunarse con nuevos términos y acrónimos que alguien propone para referirse a nuevos modelos, propuestas, técnicas, metodologías o lo que vaya usted a saber qué y quién decide acuñar. Pero sí es cierto que en esto de las nuevas tecnologías casi todo está por inventar, por lo que no hay más remedio que poner nombres, algunos más afortunados que otros, a lo que está por venir. En este caso, al menos el término sugerido no viene del anglosajón ni se trata de siglas que en muchas ocasiones provienen del anterior. La Tercera plataforma  pretende abarcar una serie de conceptos a los que más vale que nos vayamos acostumbrando.

El término en cuestión ha sido propuesto por la consultora IDC para referirse a un nuevo estado en la evolución tecnológica que dominará el modelo de negocio en los próximos años. Y se trataría de la tercera por orden en la evolución de las TI (Tecnologías de la Información): la Primera plataforma consistía en grandes Mainframes con computadoras gigantes a las que se accedía desde terminales “tontos”, y dominó el mundo hasta la aparición de los PCs, y junto con ellos la descentralización del “conocimiento“, la epifanía de la Segunda plataforma. Y después, se hizo Internet.

Concretamente, los conceptos que la Tercera Plataforma abarca son:

Movilidad: el mundo en movimiento, y la tecnología con él. Los móviles se venden por millones y las tabletas han desbancado al PC en cuanto a crecimiento en ventas, hasta el punto de cuestionar el futuro de este mercado “anclado” al puesto de trabajo. En sólo 3 años, el crecimiento de los smartphones ha pasado de  200 millones a los 1.200 millones.

estadisticas-smartphones

Cloud Computing: los fabricantes de software han encontrado una auténtica mina de oro en Internet. Se acabaron las instalaciones de software y las tan temidas actualizaciones, los problemas de “Protección de derechos de autor” (entre nosotros, el pirateo puro y duro), la necesidad de programar para distintas plataformas (Windows y sus versiones, OSX para Mac, Linux, Android, …) e incluso, el canal de distribución. La banca gana.

Social Business: quizás el concepto que más cambios propone al afectar directamente al modelo de empresa habitual. Este término hace referencia a la aplicación de cambios organizativos, estructurales, culturales y tecnológicos en las empresas para implicar a todos los individuos de su “ecosistema” (empleados, clientes, socios, proveedores) en la maximización del valor generado. Es decir, transversalidad entre departamentos y creación de canales activos de comunicación con los agentes externos. El modelo es planteado como las tres “P” del Social Business: People (cambios de comportamiento, colaboración, participación, etc.), Procesos (integración de tecnología, flujos de trabajo de ventas y atención al cliente, estrategias en redes sociales, etc.) y Plataformas (Monitorización Online, Herramientas de análisis y Social CRM, entre otros).

platforms-process-and-people-Social-Business-David-Armano-1024x615

Cloud Storage: olvidémonos de las copias de seguridad, de los discos duros y de los sistemas de almacenamiento. Los datos dejarán de estar en nuestros dispositivos para ubicarse “en la nube”: grandes centros de datos cuya única finalidad es disponer no solo de la información de nuestra empresa sino de todos los mecanismos adicionales necesarios para asegurar su redundancia, disponibilidad, seguridad y acceso universal. iCloud, DropBox, Mega o Google Drive son ya la avanzadilla de lo que está por venir.

Big Data: el dato como origen del Todo, pero multiplicado por millones. Metámoslos en una batidora, dejemos que se mezclen y analicemos los resultados. Desde datos médicos para detectar patrones que permitan curar enfermedades hasta hábitos de consumo que determinen el momento idóneo en el que provocar la decisión del consumidor en el proceso de compra del último cachivache cool. Ha llegado el Big Data y ya nada será igual.

Cambio, cambio y más cambio

De todas formas, y según IDC, este proceso no es a corto plazo. “Hasta 2020 las empresas no habrán dado el salto completo a este nuevo escenario que será el gran impulsor del sector de las TI . De hecho, entre 2013 y 2020 el 90% del crecimiento de esta industria se deberá a las tecnologías que conformarán la Tercera Plataforma“.

Para que todo esto llegue a buen puerto, será necesario un cambio de mentalidad que propicie este nuevo escenario: cambio en los modelos de negocio, en la disposición de los empleados, en la percepción que ahora mismo se tiene acerca de la seguridad de internet, cambio en el modo de interactuar, mejora en las comunicaciones, estandarización de las soluciones en la nube, escalabilidad, personalización, etc.

Queda mucho por hacer, y sin duda todo lo planteado anteriormente generará miles de propuestas y modelos que tendrán que ir madurando y adaptándose a la práctica más allá de los postulados teóricos. En cualquier caso, éste es el escenario hacia el que caminamos, así que más vale que nos vayamos preparando a él, o al menos, que no le demos la espalda a todos los conceptos anteriores (y los que están por venir).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − seis =